Mesa ratifica a Pedraza como candidato a la vicepresidencia por Comunidad Ciudadana

Mesa ratifica a Pedraza como candidato a la vicepresidencia por Comunidad Ciudadana

“Los equipos ganadores no se cambian”, Gustavo Pedraza

(Santa Cruz de la Sierra, 31 de enero de 2020).- Carlos Mesa ratificó a Gustavo Pedraza como candidato a la vicepresidencia por Comunidad Ciudadana (CC) según lo informó el propio candidato presidencial en su visita a Santa Cruz.

“Sí. Queremos aprovechar esta oportunidad, y lo hacemos con mucha alegría para mí y Gustavo. […] No hay razón para realizar un cambio a medio camino. Creemos que el proceso electoral ha sido interrumpido y lo entendemos. Hemos reivindicado ser víctimas de un gigantesco fraude. Hemos ganado esa elección y habríamos ganado en segunda vuelta sin ninguna duda. Eso nos da la confianza de oficializar, de ratificar, a nombre de Comunidad Ciudadana, la alegría que me da contar con Gustavo Pedraza como candidato a vicepresidencia”, reveló Mesa.

Pedraza complementó el anuncio con contundencia: “Los equipos ganadores no se cambian.  Los equipos ganadores tienen que mejorar su desempeño. Y nosotros hemos recibido el apoyo el 20 de octubre y ese apoyo expresa confianza. Nosotros ofrecemos certeza, coherencia, consistencia”.

Mesa reforzó estas ideas de Pedraza diciendo que CC ofrece certeza y una propuesta sólida que “no cambia al vaivén del viento y que no cambia al vaivén del sentido de oportunidad. Esta candidatura no es una aventura. Esta candidatura está estructurada por un binomio, por un equipo nacional […] para resolver los problemas del país”.

“Con Gustavo hemos luchado durante un largo año en una campaña durísima que nos ha permitido llegar a un resulto extraordinario: hemos derrotado al Movimiento Al socialismo. Tenemos 2,3 millones de votos que han creído en nuestra propuesta. [Desde el MAS] Nos han bloqueado la segunda vuelta. Nos hemos comportado con coherencia, equilibro y serenidad. Tenemos una propuesta de Estado para el país. En ese contexto creemos que es una candidatura legítima que puede ser de unidad”, finalizó.

Mesa asegura que la crisis en el servicio de salud se ha profundizado

Mesa asegura que la crisis en el servicio de salud se ha profundizado

(Santa Cruz, 31 de octubre de 2020).- “La crisis en el servicio de salud sigue profundizándose”, afirmó Carlos Mesa, candidato de Comunidad Ciudadana (CC), durante su visita al Instituto Oncológico del Oriente Boliviano (en Santa Cruz). 

“La escasez de personal, la falta de medicamentos, hospitales infantiles colapsados, falta de personal médico, colas para sacar fichas son algunos de las falencias, mencionó 

Señaló que visitó el Instituto Oncológico del Oriente porque la crisis en el servicio de salud pública no se ha detenido en Bolivia. La gente sigue sintiendo la falta de los servicios básicos que necesitan, las colas para sacar una ficha siguen, la falta de medicamentos persiste, los ítems y camas son insuficientes. Seguimos sufriendo los mismos problemas, apuntó.

Sobre el problema del cáncer, luego de afirmar que se ha convertido en la segunda causa de muerte de enfermedades no transmisibles en el país, dijo: “Comenzaremos por hacer realidad el tratamiento gratuito contra el cáncer. Hace tiempo estoy trabajando sobre este tema, y sé que podemos lograrlo. Ya es ahora de hacerlo una realidad”.

El Instituto Oncológico del Oriente es el único hospital especializado en cáncer en todo el país y requiere camas, ítems, y mejoras infraestructurales.

En cuando al servicio de salud en general denunció que los servicios de salud en todo el país se encuentran colapsados; no obstante la epidemia de dengue, que concentra los mayores casos en el departamento de Santa Cruz, ha repasado las capacidades. Por ejemplo, para intentar saldar las deficiencias se improvisaron 100 camas en el Hospital Pampa de la Isla.

Mesa recordó al respecto que la capacidad hospitalaria del sistema de salud en Bolivia alcanza a 12.000 camas para una población estimada en 11 millones de habitantes, y resalto que estos son datos del mismo Instituto Nacional de Estadística. “Hay mucho qué hacer para mejorar los servicios de salud”.

Esto determina una relación de 1,1 camas por cada mil habitantes, el penúltimo lugar en América del Sur.

También mencionó que en Cochabamba se han agotado los retrovirales para los pacientes que sufren de VIH, quienes se encuentran en emergencia desde hace una semana.

A pesar de que el gobierno hizo un acto en donde anunció que asignaría el 10% del presupuesto para salud, no se ven mejoras que acompañen una mejora de la logística, más personal médico e inversión en infraestructura.

Mesa afirma que Añez vulnera el mandato de los y las bolivianas con su postulación

(Santa Cruz, domingo, 26 de enero de 2020).- El candidato a la presidencia por Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, afirmó que la decisión de la Presidencia Jeanine Áñez de postularse para las elecciones del próximo 3 de mayo, vulnera el mandato de los bolivianos que lucharon con convicción democrática en defensa de la soberanía popular y va contra el discurso que en Bolivia hubo un golpe de Estado, poniendo en juego la imagen internacional del país.

Durante su participación en el Foro Internacional de Comunicación Política en Santa Cruz, Mesa dijo que Áñez debería pensar y reflexionar sus propósitos: ser candidata a la presidencia “o ser quien va a dejar el testimonio extraordinario de transición responsable que entregue el mando a quien gane la elección”, a tiempo de aclarar que no tiene que ver con quién es el beneficiado o perjudicado con su lanzamiento, sino el cumplimiento del mandato que se le dio de convocar a elecciones y velar por un proceso neutral.

De igual forma, en su columna de opinión indicó que “el compromiso histórico de Jeanine Áñez es de fondo y de forma, de legalidad y legitimidad, que se trunca cuando, vulnerando el mandato que le ha dado el pueblo boliviano, decide dejar de lado su responsabilidad principal, abandona la neutralidad y deslegitima el único motivo por el que ocupa el cargo que asumió hace algo más de dos meses”.

Indicó que el gobierno de Áñez tiene tareas muy puntuales: convocar a elecciones, realizarlas y entregar el mando al legítimo ganador, ello debía realizarse con el “requisito imperativo de la neutralidad absoluta, no sólo de la Presidenta sino del gobierno en su conjunto y conlleva la obligación de garantizar que no se usarán ni directa ni indirectamente recursos económicos, materiales y mediáticos del Estado en favor de ningún candidato.” En ese entendido, cuestiona que la ahora candidata haya utilizado el aparato estatal para construir y favorecer su candidatura.

“Los mediadores en la crisis, la Iglesia Católica y la Unión Europea, partieron de una premisa básica que no es otra que el espíritu de la sucesión constitucional. La refrendaron porque era indispensable que se cumpla el objetivo único de administrar el proceso electoral, asumiendo, por supuesto, que la Presidenta no aprovecharía en su favor sus meses de gobierno para promover una candidatura personal y dejar de ser juez para convertirse en parte, lo que destruiría su legitimidad y la del proceso que preside”, enfatizó.

Reiteró que las consecuencias de la postulación de Añez se extienden aún más, ya que desde finales de octubre a la fecha, el MAS y sus aliados en distintos países han bombardeado a la opinión pública internacional con el relato de un supuesto golpe de Estado. Se ha intentado y se continúa intentando contrarrestar esa narración del MAS (partido de gobierno que también hizo uso de Estado para satisfacer los intereses de su caudillo), pero la postulación socava ese trabajo: “La tesis del golpe de Estado se basa en la idea de que quien lo dio usa la sucesión constitucional como una excusa para hacer realidad su verdadera intención: apropiarse del gobierno en el largo plazo como quien se apropia de un botín”.

Finalizó indicando que una candidatura de la Presidenta desbarata su rol histórico y la credibilidad de la transición y no hace otra cosa que avalar las afirmaciones del ex presidente huido y del coro que le hace eco, de que en Bolivia sí hubo un golpe de Estado y por ello, un gobierno de transición con una responsabilidad tan específica como convocar a elecciones no debe ir más allá de ese objetivo.

UNA DECISIÓN EQUIVOCADA

UNA DECISIÓN EQUIVOCADA

Carlos D. Mesa Gisbert

Audio: “Una decisión equivocada” – Columna de opinión de Carlos Mesa

El 12 de noviembre de 2019, después de dos días de incertidumbre y zozobra en el periodo de acefalía más largo que vivimos desde 1880, Jeanine Áñez se posesionó como Presidenta. Una declaración del Tribunal Constitucional avaló la impecable legalidad del mecanismo de sucesión constitucional contemplado en el artículo 169 de la CPE, que ella representaba como una de las vicepresidentas de la Cámara de Senadores ante la dejación de sus cargos de las cuatro máximas autoridades del Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo.

La reacción inmediata de Evo Morales, que no sólo había renunciado a la presidencia sino que la había dejado vacante al pedir asilo a México y abandonar el país, fue la de afirmar que se había producido un golpe de Estado. Esa falacia fue respaldada por la red de los populismos de “izquierda” del mundo en el ámbito mediático, intelectual y político. Los millones de conciudadanos, víctimas del gigantesco fraude electoral organizado y dirigido por Morales, que luchamos democráticamente durante más de un año y 21 días hasta conseguir su renuncia, denunciamos esa mentira y afirmamos, dentro y fuera de Bolivia, que tal teoría no se sostenía. 

En ese contexto, si hay algo claro e incuestionable referido al gobierno de la Presidenta es su carácter de transición. Dos son los hechos que condicionan su gestión: el fraude electoral que le arrebató al pueblo boliviano el libre ejercicio de su soberanía y la renuncia y posterior vacancia del cargo que dejó Morales. Tales acontecimientos marcaron con exactitud lo que tenía que hacer esta administración: convocar a elecciones, realizarlas y entregar el mando al legítimo ganador. Ese mandato tiene el requisito imperativo de la neutralidad absoluta, no sólo de la Presidenta sino del gobierno en su conjunto y conlleva la obligación de garantizar que no se usarán ni directa ni indirectamente recursos económicos, materiales y mediáticos del Estado en favor de ningún candidato.

Un gobierno de transición con una responsabilidad tan específica, no debe ir más allá de ese objetivo, salvo la administración del día a día y la toma de medidas para resolver eventuales situaciones políticas, económicas y sociales de emergencia. 

El encargo que le ha dado el pueblo boliviano se ha traducido hasta hoy en una Ley de convocatoria a nuevos comicios, en la elección de un Tribunal Supremo Electoral transparente que ha fijado las fechas del calendario electoral y en la prolongación del mandato del Ejecutivo y el Legislativo para lograr su único objetivo. Demás está decir que dicha tarea sólo estará completada el día de la transmisión del mando en las condiciones anotadas.

La tesis del golpe de Estado se basa en la idea de que quien lo dio usa la sucesión constitucional como una excusa para hacer realidad su verdadera intención: apropiarse del gobierno en el largo plazo como quien se apropia de un botín.

Los mediadores en la crisis, la Iglesia Católica y la Unión Europea, partieron de una premisa básica que no es otra que el espíritu de la sucesión constitucional. La refrendaron porque era indispensable que se cumpla el objetivo único de administrar el proceso electoral, asumiendo, por supuesto, que la Presidenta no aprovecharía en su favor sus meses de gobierno para promover una candidatura personal y dejar de ser juez para convertirse en parte, lo que destruiría su legitimidad y la del proceso que preside. 

A pesar de todas estas evidencias, la Presidenta ha anunciado que será candidata. Es una decisión que equivale a jugar con las cartas marcadas. Sin su llegada a la primera magistratura y el ejercicio presidencial, no se habrían dado ninguna de las condiciones para tomar esta decisión.

Pero algo más grave, lo que está en juego es la imagen internacional del país y la de quienes hemos luchado con convicción democrática en defensa de la soberanía popular. Una candidatura de la Presidenta desbarata su rol histórico y la credibilidad de la transición. No hace otra cosa que avalar las afirmaciones del expresidente huido y del coro que le hace eco, de que en Bolivia sí hubo un golpe de Estado.

El compromiso histórico de Jeanine Áñez es de fondo y de forma, de legalidad y legitimidad, que se trunca cuando, vulnerando el mandato que le ha dado el pueblo boliviano, decide dejar de lado su responsabilidad principal, abandona la neutralidad y deslegitima el único motivo por el que ocupa el cargo que asumió hace algo más de dos meses.

DE JÓVENES Y PITITAS

DE JÓVENES Y PITITAS

Carlos D. Mesa Gisbert

¿Cuál es la diferencia entre los jóvenes y los mayores, hoy? La principal es que los jóvenes han conquistado un espacio, son protagonistas. No aceptan la idea de que tienen que esperar porque no tienen la experiencia suficiente y, por tanto, “no les toca”. 

La política activa no parecía un escenario ni apropiado ni deseado por la nueva generación, pero, literalmente, los jóvenes de entre 18 y 28 años tomaron la política por asalto. Lo hicieron en la calle con el vigor y la convicción de que si no lo hacían podían robarles el presente. Comprendieron que la palabra democracia, aquella que habían escuchado miles de veces a lo largo de sus cortas vidas, por fin tenía sentido, dejaba de ser algo vacío y se llenaba de contenido.

Los abusos de las dictaduras del siglo pasado fueron respondidos por el compromiso con doctrinas que dividieron nuestros mundos individuales en derecha e izquierda, en verdades o mentiras absolutas, como las que impone el dogma. En octubre y noviembre de 2019 el camino escogido, en cambio,fue de entraña, de convicción por la libertad, por el derecho a decidir, con la certeza de que el poderoso que había gobernado casi catorce años les robaba el voto, ese instrumento intransferible a través del cual cada uno expresa su voluntad soberana.

No había que dar largos discursos para que fuese entendido, había que sentirlo, vivirlo y defenderlo. La marea humana, el vigor y la valentía juvenil se apropiaron de las calles a lo largo y ancho de las ciudades del país. A alguien se le ocurrió definir el movimiento como un ‘revolución de las pìtitas’, que no era otra cosa que la apropiación del espacio físico y del espacio político a través de una acción tan pacífica como irreductible.

Se hizo palpable entonces la lucha por una causa, la más importante, la de la libertad, la decisión de vivir en democracia y la certeza de que nuestra comunidad habías escogido la paz como camino para hacerla realidad.

La ideología dejó de ser una verdad inamovible y se convirtió en compromisos concretos y específicos. Se estaba pasando de los grandes proyectos que “cambian el mundo” a las acciones que cambian las cosas todos los días. 

Pero si es verdad que hubo una revolución de la pititas, no lo es menos que esa realidad encarnada por personas de entre 18 y 25 años conquistando un espacio libre de ataduras, debe compartirse. Nadie regala nada, ni nadie recibe un regalo como dádiva, porque no se puede seguir con la idea de que hay alguien propietario del poder y de las decisiones por razón de su edad o una experiencia que le permite regalar o conceder…

Seamos sinceros, este es un mundo drásticamente diferente al que nos toco a quienes ya no somos jóvenes. Todo se mueve, todo se transforma, todo es vertiginoso, la permanencia no es el rasgo que distingue estos tiempos. Si te detienes te congelas. Por supuesto que habrá quien quiera escoger una ruta alternativa, pero las respuestas que buscan ayudar a construir un país mejor tienen que darse desde la realidad, la de la inteligencia artificial y la del movimiento continuo y veloz.

Por eso es necesaria una construcción horizontal, es imperativo que conjuguemos ideas, propuestas y acciones que nos conduzcan a dar las respuestas necesarias. Las soluciones no son patrimonio de una generación, son de todos y les corresponden a todos. Así, desterraremos de nuestro pensamiento que una edad es una virtud o un defecto o que tener más o menos experiencia te habilita o inhabilita para decidir sobre la sociedad que quieres. 

Las causas de los jóvenes tienen que ver con sus propias miradas de lo cotidiano. La crisis climática es ese cotidiano, la violencia machista lo es, el abuso a los animales como inferiores y objetos de uso lo es, la ciudad hostil lo es y, sobre todo, la agobiante pregunta de qué depara el mañana para quien apenas comienza a vivir lo es.

Los jóvenes están en el centro, son el centro, son presente y futuro y deben ser dueños de sus decisiones en el llano y en la cumbre. Pero de igual modo ese centro debe compartirse y así debemos entenderlo quienes lo hemos detentado hasta hoy. Para construir juntos, para hacer juntos lo que tenemos que hacer, para que, igual que la sociedad, éste sea un tejido intergeneracional, sin el que una nueva Bolivia no es posible.

Carlos Mesa: es imprescindible que los  jóvenes sean el centro de las decisiones, sobre el rumbo que tomará Bolivia

Carlos Mesa: es imprescindible que los jóvenes sean el centro de las decisiones, sobre el rumbo que tomará Bolivia

(La Paz, 16 de enero de 2020).- Frente a los retos que tiene el país hacía adelante, es necesario e imprescindible que ustedes, los  jóvenes, sean protagonistas y el centro de las decisiones, sobre el rumbo que tomará Bolivia, sostuvo el candidato a la Presidencia por Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, en un encuentro realizado con jóvenes de todo el país,  denominado Reunión Nacional de Jóvenes  de Comunidad Ciudadana.

Más de 60 jóvenes representantes de las organizaciones que conforman la Alianza Comunidad Ciudadana (Soberanía y Libertad, Comunidad y el Frente Revolucionario de Izquierda), se reunieron ayer en La Paz, con el candidato presidencial Carlos Mesa, donde acordaron además la inclusión de varias propuestas e iniciativas, dentro del programa de gobierno que se presentará al Órgano Electoral Plurinacional el próximo 24 de enero.

Es fundamental el aporte de los jóvenes, lo que importa es que ustedes se sientan autores y difusores del programa de Comunidad Ciudadana, pero no solo se trata de encontrarnos jóvenes por aquí y los viejos por allá, todos tenemos que formar un cuerpo en el que los intereses de los jóvenes se conviertan en los de todos, explicó Mesa.

Orlando Navarro, coordinador del evento, reafirmó el compromiso de los jóvenes asistentes y de quienes representan, con la propuesta y visión de Comunidad Ciudadana, convocaron a adherirse a más jóvenes a este proyecto ciudadano. Navarro explicó además que los jóvenes de Comunidad Ciudadana han planteado una serie de iniciativas referidas sobre todo a empleo, medio ambiente y participación de los jóvenes en las distintas instancias del Estado; una vez sistematizadas, serán remitidas al equipo que actualmente trabaja en las mejoras al programa de gobierno de Comunidad Ciudadana.

Por su parte, Santiago Siles, representante de las juventudes de La Paz, señalo que si bien democracia fue recuperada en 2019, gracias al compromiso de miles de bolivianos y bolivianas que, en un esfuerzo intergeneracional, lograron la recuperación de la democracia, se debe destacar la participación de los jóvenes y mujeres valientes que4 sostuvieron las movilizaciones sin cansarse4 y sin rendirse hasta la salida de Morales.

La visión que debe existir en esta nueva coyuntura debe estar enmarcada en la realidad histórica del país, resaltando los liderazgos jóvenes, pero sin olvidarnos de la participación de tantas generaciones de hombres y mujeres que anteriormente implantaron en nosotros la semilla democrática, sostuvo Siles.

Navarro señaló que este tipo de eventos se realizarán de manera permanente en el país, ya que uno de los objetivos de Comunidad Ciudadana es precisamente el diálogo como mecanismo de incidencia y de participación.

Por atribuirse decisiones que no les corresponden: El FRI expulsa a militantes que habrían firmado acuerdo con Fernando Camacho

Por atribuirse decisiones que no les corresponden: El FRI expulsa a militantes que habrían firmado acuerdo con Fernando Camacho

(La Paz, 13 de enero de 2020).- Walter Villagra, delegado titular del FRI ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE), remitió, en la fecha, una carta al Presidente del TSE, Salvador Romero,  en la que le informa sobre la suspensión definitiva de Santiago Quenta, Félix Santos, Fidel Morales y otros, quienes el pasado 2 de diciembre firmaron, a nombre del FRI,  una alianza con Luis Fernando Camacho, para postular al líder cívico como como candidato a la Presidencia para las elecciones generales del 2020, sin tener atribuciones ni autorización del partido para hacerlo.

Villagra explicó que los militantes Quenta, Santos, Morales y otros, asumieron un compromiso con Camacho “en contra de las determinaciones tomadas formalmente por el FRI y sin contemplar ningún principio estatutario, convirtiendo este acto en una falta muy grave”, según se lee en la carta enviada hoy al TSE.

En la misiva, Villagra informa que la decisión ha sido asumida por el Comité Central del FRI, en cumplimiento con el Artículo 13 del Estatuto Orgánico del FRI, que en su inciso b señala:

b) La suspensión definitiva que aplica la anulación de la respectiva partida en los libros de militantes del partido, se aplicará por determinación de un Comité Regional o del Comité Central del Partido, como sanción a las faltas graves, conforme a Estatuto y/o Reglamento o, por requerimiento expreso del militante en el caso de renuncia.

Previo a la entrega de la nota, Villagra sostuvo que  la alianza con Comunidad Ciudadana está intacta y el liderazgo de Carlos Mesa no se encuentra en discusión, por el contrario, se ve más fortalecido que nunca, porque Comunidad Ciudadana representa la mejor alternativa de gobierno para el país.