La Demanda Marítima

En las relaciones exteriores, sin duda el tema que marcó la presidencia de Mesa fue la compleja relación con Chile. A pesar de ello, hay que destacar la exitosa Cumbre Iberoamericana realizada en Santa Cruz a pocos días de iniciado el gobierno, las gestiones de apoyo a nuestra democracia por parte de México y Estados Unidos, las cordiales relaciones con nuestros vecinos, particularmente Brasil y Argentina y el papel activo en los procesos de integración, reflejado sobre todo en la creación de la Unión Sudamericana en diciembre de 2004 en Cuzco, en la que Mesa tuvo el privilegio de dar el discurso principal.En la lógica de aproximación de hoy entre Chile y Bolivia, tras la naturaleza simbólica y el respaldo de votos del presidente Morales, lo que se hizo en enero de 2004 fue reposicionar ante la comunidad internacional en el foro hemisférico más importante, la Cumbre de las Américas, la reivindicación marítima boliviana.

La pregunta cuatro del Referéndum se hizo no sólo por el imperativo del momento, sino intentando marcar un texto que no cerrara definitivamente las puertas de cualquier aproximación de negociación con Chile. Paralelamente, se profundizó con el Perú un acuerdo que iba mucho más allá de un mero TLC, acuerdo que hoy se aplica excepto en la coordinación de un proceso de integración energética para –como socios– encarar la conquista del mercado de consumo de gas natural de México y Estados Unidos. Meta desechada por sus sucesores, perdiéndose una oportunidad de oro de abrir mercados al país.

Sigue a Carlos en: